Rose McGowan tendrá que ir a juicio por presunta posesión de drogas

Ha pasado más de un año desde que la actriz Rose McGowan fuera detenida en el aeropuerto Washington Dulles International después de que la policía hallara restos de cocaína en su equipaje, un incidente que le valió, a finales de 2017, una denuncia por parte de las autoridades que ahora desembocará en un peliagudo proceso judicial con el que depurar responsabilidades.

Pese a que la intérprete no ha dejado de proclamar su inocencia en torno a tan delicado asunto a través de las redes sociales, ligando los cargos a un montaje y complot en su contra, ayer lunes un jurado popular decidió acusarla formalmente de posesión de drogas y, de ser considerada culpable, podría pasar hasta un año entre rejas.

El representante legal de la que fuera protagonista de ‘Embrujadas’, José Baez, no ha tardado en reaccionar a la decisión tomada por el tribunal por medio de un comunicado en el que, además de insistir en la teoría de que Rose es víctima de una conspiración, critica abiertamente la imputación de su clienta al entender que supone un injusto castigo asociado a su activismo feminista.

“Rose mantiene su inocencia y lo hace en sus términos más rotundos. Estos cargos jamás habrían sido presentados contra ella si no fuera por su activismo y por haberse erigido como portavoz de las mujeres de todo el mundo. Les aseguro que esta acusación arbitraria será contestada con una fuerte defensa”, ha asegurado tajante el mediático abogado de origen puertorriqueño.

A principios de este año, la propia Rose McGowan hizo todo lo posible por desligarse de estas alegaciones al argumentar, por ejemplo, que la cartera de mano donde supuestamente se hallaron trazas de cocaína no había estado en su poder durante las cinco horas en que estuvo retenida, un dato que respaldaría su versión de que las sustancias habrían sido depositadas por terceras personas.

De la misma forma, tanto la actriz como el mencionado letrado dejaron entrever en febrero que el denostado Harvey Weinstein, al que Rose acusa de haberla violado durante la edición de 1997 del Festival de Sundance y, posteriormente, de haber tratado de desacreditarla y hundir su carrera, podría estar detrás de esta estratagema con la que terminar de destruir su reputación.

BangShowbiz

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*