Aterrizaje de emergencia por el hedor de un pasajero

No saltaron las mascarillas de emergencia, pero buena falta hubieran hecho a juzgar por lo sucedido en un vuelo de la compañía, Transavia Airlines, con origen en las Islas Canarias y destino Ámsterdam. El comandante de la aeronave se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en Faro, Portugal por una causa inédita: el hedor de uno de sus pasajeros. El olor era tan fuerte que hubo viajeros que acabaron vomitando y enfermos, según relatan los testigos a la publicación holandesa, De Telegraaf. “La gente vomitaba, cayó enferma. El hedor era gigantesco. El hombre olía fatal. Desde que llegó al pasillo, la gente comenzó a gritar y se pudo a buscar pañuelos para tapar la nariz”, señaló uno de los pasajeros al diario. Las constante quejas de los usuarios hicieron que la tripulación tomara medidas. Le cambiaron de lugar y posicionaron al que se convirtió en el enemigo número uno de todos los olfatos en la zona trasera del avión, le intentaron aislar tras ubicar a los viajeros lo más lejos posible de él. Incluso fue obligado a encerrarse en el inodoro y también probaron suerte con diferentes ambientadores, pero nada, el hedor calaba hasta las entrañas y fue necesario tomar la medida más urgente de todas: un aterrizaje de emergencia. “Escuché a alguien decir que el hedor era peor que el de un cadáver que se había estado descomponiendo durante un mes. Era una situación insostenible”, argumentó el testigo. Ante la insostenible situación, el comandante se vio obligado a informar a la tripulación y a los viajeros que la decisión estaba tomada. “Señores, habrán notado que algo anda mal con un pasajero. Por razones de privacidad no puedo dar más detalles sobre”, señaló. Ya en tierra, tuvieron que desalojar al pasajero a la fuerza. Un equipo de limpieza entró en la aeronave y hasta que no desinfectaron el aparato no se reanudó el viaje.

Yahoo Latinoamérica Originales

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*