Argentina se estremece por muerte de joven asesinado por su supuesta novia

Buenos Aires, 4 ene (EFE).- La muerte de un joven de 20 años a manos de su supuesta novia, de 19, estremeció a Argentina en un caso en el que todavía no ha quedado clara la causa del delito, ni el estado salud de ella ni de si se trataba de una relación de abuso por ambas partes.

Según publicaron medios locales, la joven Nahir Galarza, de Gualeguaychú (municipio de la provincia de Entre Ríos cercano a Uruguay), confesó haber disparado dos veces a Fernando Pastorizzo la madrugada del 29 de diciembre con la pistola de su padre, un policía, y se fue a dormir.

Horas más tarde se levantó y tomó su teléfono celular, eligió una foto de ella junto al joven y la publicó en una red social con la frase “Te amo siempre”.

La investigación judicial llevó a sospechar del padre de Nahir, ya que se identificó el calibre de las balas con las que murió el joven como las de su arma reglamentaria.

Este jueves, su abogado declaró a los medios de prensa que: “Ella no disparó por más que diga que lo hizo”.

Aseguró que las pruebas de parafina dieron negativo, dijo en una entrevista con Radio Sudamericana. “Lo que condenan son las pruebas. Ella no disparó por más que diga que lo hizo“, afirmó.

“Mi defendida es una víctima más. Ella hoy en día enfrenta un proceso, pero el 29 de diciembre enfrentaba su propia muerte. Estamos en presencia de un caso más de violencia de género de los muchos que nos toca conocer”, dijo Víctor Rebosio en diálogo con la radio.

Y agregó: “Me debo inclinar ante la prueba, no ante la versión“. Además, remarcó que “hay que ser prudentes y esperar”.

Relacionado: Habló el padre de la joven que mató a su ex novio: “Mi hija no es un monstruo”

En un momento en el que el cerco de investigación se estrechaba sobre su padre, Nahir reconoció que había sido ella y pidió que le quitaran la responsabilidad a su padre y a su familia.

Desde ese momento, el país entró en un torbellino de reacciones, que fueron desde marchas para pedir justicia por la muerte del joven hasta cuestionar la salud mental de Nahir cuando se vio la frialdad con la que había actuado.

En ese sentido, la joven, estudiante de Derecho, fue en primer lugar internada en un hospital psiquiátrico para que se comprobara su estado mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *